EL FUGITIVO QUE DIBUJABA PÁJAROS. LYDIA JORGE

imagesDe vuelta a la península, ahora con una autora portuguesa, Lídia Jorge que nos presenta una novela de melancólica belleza, un texto de una fuerza increible, impecable, directo, duro y lírico a la vez. Narra la relación entre un padre y una hija, del desvanecimiento de una familia sobre la que teje un inquietante entremada de destinos cruzados.
Lo comentamos el día 13 de febrero a las 19.30 de la tarde en la biblioteca.

6 respuestas a EL FUGITIVO QUE DIBUJABA PÁJAROS. LYDIA JORGE

  1. clubgijonsur dice:

    Que la suerte (y la constancia)os acompañe” Yo fui incapaz de pasar del primer tercio del libro. Aunque también hubo gente en el club que lo considera lo mejor de las propuestas que nos han presentado hasta la fecha. Ya lo dice el dicho:

    “para gustos….

    se hicieron los autores”
    Isabel (Club de Lectura de la Biblioteca de La Calzada)

  2. clubgijonsur dice:

    un poema de Lidia Jorge

    Fado do retorno

    Amor, é muito cedo

    E tarde uma palavra

    A noite uma lembrança

    Que não escurece nada

    Voltaste, já voltaste

    Já entras como sempre

    Abrandas os teus passos

    E páras no tapete

    Então que uma luz arda

    E assim o fogo aqueça

    Os dedos bem unidos

    Movidos pela pressa

    Amor, é muito cedo

    E tarde uma palavra

    A noite uma lembrança

    Que não escurece nada

    Voltaste, já voltei

    Também cheia de pressa

    De dar-te, na parede

    O beijo que me peças

    Então que a sombra agite

    E assim a imagem faça

    Os rostos de nós dois

    Tocados pela graça.

    Amor, é muito cedo

    E tarde uma palavra

    A noite uma lembrança

    Que não escurece nada

    Amor, o que será

    Mais certo que o futuro

    Se nele é para habitar

    A escolha do mais puro

    Já fuma o nosso fumo

    Já sobra a nossa manta

    Já veio o nosso sono

    Fechar-nos a garganta

    Então que os cílios olhem

    E assim a casa seja

    A árvore do Outono

    Coberta de cereja.

  3. clubgijonsur dice:

    Un poquito sobre Lidia Jorge
    28/01/2008

    Nacida en 1946 en una pequeña población de Algarve que no será fácil encontrar en todos los mapas, esta voz del “lirismo rebelde”2 se ha impuesto en un país, todavía muy marcado por gruesos trazos de machismo, a lo largo de una obra extensa -son ya diez sus novelas de gran aliento- de enorme coherencia, “exigente, trabajada, a veces difícil, pero siempre llena de sentido”3 y jalonada por su vivencia como testigo de las guerras coloniales en Angola y Mozambique, donde vivió varios años y en diferentes épocas como profesora, lo cual le permitió igualmente sentir la experiencia de la vida de emigrante. Ambas circunstancias se puedan palpar en algunos de sus libros, particularmente en La costa de los murmullos, para varios críticos su obra más lograda, y en El fugitivo que dibujaba pájaros. La primera se centra en la tragedia de la guerra en Mozambique y la segunda, en la destrucción y decadencia de la familia, una vez más. A propósito de esta última, una historia ligada al drama de la emigración -como dato curioso regístrese que Venezuela aparece mencionada, otra vez, como destino de muchos portugueses-, la autora afirmaría que lo que más le interesaba de la emigración era “el encuentro con el otro, y los profundos cambios que todo ello desencadena”4.

    Escritora comprometida a su manera, a menudo políticamente incorrecta especialmente cuando presta su voz a las mujeres que no pueden tener una propia, que confiesa tener como libros de cabecera a Orlando, de Woolf, Mamma Marcia, de Malaparte, y Nada, de Laforet, y que no pretende hacer novela histórica sino “sólo asistir a las devastaciones que obra el paso del tiempo”, Lídia Jorge nació en una humilde familia de campesinos ciertamente especiales, lo cual no debe ser ajeno a su sensibilidad para captar y recrear aun las más pequeñas emociones y sentimientos. En un país que históricamente no se ha caracterizado por ser un gran lector, heredó de un tata muy lejano un baúl de libros condenados al fuego por la viuda de éste y que se salvaron de las llamas gracias a una abuela que, siendo niña y habiendo aprendido a leer con su padre -antes la mujeres no iban a la escuela, anota Jorge-, los conservó durante cincuenta años, hasta que cayeron finalmente en manos de Jorge para terminar como sus compañeros de infancia. Eran libros de adultos, y aunque digeridos parcialmente como no podría ser de otra manera, la llevaron a escribir para “poner orden en ese caos” y “dar finales felices a las historias”. Un comienzo rosa, admite, pero el primer paso en la aventura del alma humana, que más tarde le llevaría a definir su opción por la literatura como “el camino más profundo, más serio de mi vida”.

  4. clubgijonsur dice:

    El otro día en la reunión quedé en preguntar la traducción
    literal del libro que comentamos “El fugitivo que dibujaba pájaros”, pues bien “Vale da Paixao”, el título original en portugués significa literalmente “Valle de Pasión”.
    Si no es así la culpa la tiene mi hermana.

    Un saludo de Estela

  5. clubgijonsur dice:

    Gracias, Estela, por tu aportación. Aunque me gusta más como título “El fugitivo que dibujaba pájaros” creo que el que tu hermana nos propone se acerca más al original.

    Aprovecho el comentario para hablar de la novela.
    Empece la lectura con mucho interés, pero cuando vi que avanzaba paginas y seguía sin enterarme de nada, comencé a desanimarme: ¿que bodrio es este que estoy leyendo que no para de dar vueltas sobre la misma historia sin llegar a ninguna conclusión?. Sin embargo, poco a poco, la narración fue atrapandome y fui entrando de lleno en la vida de esta familia campesina contada a partir de la relación de la hija con su padre – siempre – ausente.

    Una historia muy creible que describe con precisión la naturaleza humana al mismo tiempo que nos muestra los cambios producidos en la ultima mitad del siglo XX en las zonas rurales del pais vecino.

    Otro descubrimiento que agradecer al Club de Lectura.

    Salud!

    (Dora, se te echa de menos)

    FIDEL

  6. clubgijonsur dice:

    Gracias Estela, el título no es lo que habia imaginado pero le va muy bien a esta novela.
    De la novela contaros que en principio parece un laberinto sin sentido, pero como un gran puzzble todo va encajando y se comprende perfectamente. Me gustó mucho la maestria de esta autora, pues narra a traves de los sentimientos de los personajes,de lo que insinuan mas que de lo hacen, de lo que esperan unos de otros, de lo que nace de lo mas hondo del ser humano, eso me parece muy complejo y está muy logrado .es buena literatura y se nota.

    En otro orden de cosas,comentaros que se notan las ausencias de los de siempre y se agradecen las incorporaciones, pues entre todos creamos un debate muy enriquecedor,gracias a todos,@s. Dora, curate pronto.

    MARISA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: