Lectura de diciembre. YO, CLAUDIO de Robert Graves.

Finalizamos el año y el ciclo de “Literatura histórica” con la novela, “Yo, Claudio” de Robert Graves.
Supuesta “autobiografía” de Claudio, singular emperador romano predestinado a serlo a pesar de que sus deseos fueran por otros caminos.
Graves dibuja sin concesiones un espeluznante retrato sobre la depravación, las sangrientas purgas y las intrigas cainitas llevadas hasta el crimen durante los reinados de Augusto y Tiberio. Pero “Yo, Claudio” es también Calígula y su etapa sádica, Mesalina, Livia y, cómo no, Roma, un decorado único para esta trama argumental apasionante que se llevó a la pequeña pantalla con rotundo éxito.
Si alguno está interesado en la serie, la tenemos completa en la biblioteca!!!
Nos reunimos el día 16 de diciembre a las 19 h. en la biblioteca.
Buena lectura.

Anuncios

5 respuestas a Lectura de diciembre. YO, CLAUDIO de Robert Graves.

  1. Mertxe dice:

    Hola,
    me estreno hoy en este blog y lo hago para agradecer vuestros amables comentarios. No sólo la miel con limón es buena para la garganta; mucho más lo son los mimos. Bueno, para la garganta y para todo.
    Mimos, lo que se dice mimos, no tubo muchos el pobre Claudio.
    Pensaba yo en él este día y me preguntaba qué opinaría sobre él la moderna psicología infantil. Un claro caso de abuso psicológico.
    De lo que estoy segura es que él hace cierto el dicho “lo que no nos mata nos hace más fuertes”. Y no es menos cierto que Claudio dominaba otro concepto muy en boga en estos tiempos: “inteligencia emocional”.

  2. mariamoliner dice:

    Estoy de acuerdo contigo, qué capacidad de superación la de este hombre y eso que todavía no acabé el libro y no sé el final…
    Buff, ¡que pilla el toro!!!
    Hasta mañana.

  3. Gatomiko dice:

    Hola, siento no poder compartir esta reunión con vosotros, el libro es muy bueno, intenso y da gusto leerlo; resulta dificil digerir mucho de lo que en el se narra si uno no hace un esfuerzo por comprender la mentalidad de la época, al fin y al cabo llegaron donde llegaron como imperio por ser un pueblo guerrero, estratega y muy muy ambicioso, desde ese plano se puede entender toda la trama de intrigas por el poder.

    Si no nos vemos hasta despues de las fiestas disfrutad mucho estos días.

    ¡¡¡Felices Fiestas a todos!!!

  4. manolo lazcano dice:

    Bruto.¡ Acordaos de marzo,de los idus de marzo¡
    ¿no fue por la justicia que corrió la sangre del gran Julio? (W.Shakespeare)

    Me dirio al campo Valdes,entre la escalera 1 y 2,bajo la lluvia.El paraguas gotea por los extremos superiores describiendo párpados sobre mi espalda.No importa;tampoco importa la desolación del muro San Lorenzo.
    Frente al monumento de Octavio Augusto el universo de un verdadero historiador (?):Clau-Clau-Claudio….
    Contemplo la imagen del hijo adoptivo de Julio.
    Sobre la cabeza vuelan zigzagueantes las palomas go-teando un líquido pálido-amarillo en la frente del “Primer Emperador”
    ¿Qué es esto? ¡qué habilidad¡-pensé
    Está solo,y su endurecida mano derecha señala el mar resquebrajado de la memoria….
    Desgarra el viento ahora,pongo rumbo hacia la lectura:
    Yo Tiberio Claudio Druso Nerón Germánico Esto-y-lo-otro-más-allá ;comienza así la novela Yo,Claudio de Robert Graves a partir de la autobiografía de Tiberio Claudio,que le viene,a este,como terciopelo el poema de la mejor imprenta de Porceyo:

    Héroe de casco y celada,
    señor de la sinrazón,
    a fuerza de corazón
    tantas veces razonada

    Porque no sacaste espada
    unida a la traición
    y vos en flaco bridón,
    jinete por la llanada.

    En prueba de admiración
    y en roble a hierro grabada,
    te dejo mi canción

    ¡Gran señor de la alborada
    noble y antiguo varón
    de brazo y lanza quebrada¡
    (Alfonso Camin)

    ¡¡Señor¡¡el libre albedrío me escapa para desear lo mejor para sus hijos y para Aminatu Haidar y,quizás…

    La respuesta ,amigo mio,
    está soplando en el viento
    la respuesta está soplando en el viento

    la canción de Bob Dylan vino a mi mientras saboreaba una buena cerveza en el café Triskel.

    Una vez mas,desearos,con las palabras del sumo sa-cerdote del Carnaval jijones,Jeronimus I de Asturias y V de Granda aquello de que ,viene al pelo para la ocasión navideña,: CHUMAR ¡¡SÍ ¡¡PERO SIN ENFILARSE.
    como siempre: salute.Manolo Lazcano

  5. Dora Méndez dice:

    Yo, Claudio.- Hermosa la historia de Roma contada por Rovert Graves.
    Hemos leído a cuatro emperadores, aunque algunos la hayamos leido hace más de treinta años la obra de Graves, son muchos años para recordarlo todo. He disfrutado mucho releyendola y como la vez anterior, me he quedado con ganas de continuar. Ya sabemos que Nerón también fué otro bárbaro además de pirómano que precedió a Claudio, el único “bueno” que se la pegaban todas. Pero en fin, ya hemos tenido la tertulia y ya lo hemos hablado.
    Os envio al último emperador, espero tener la oportunidad de continuar con la historia de Roma en otro momento.

    FLAVIO RÓMULO AUGUSTO

    ULTIMO EMPERADOR ROMANO

    Flavio Rómulo Augusto, nacido en el año 461/463 en Rávena, fue el último Emperador Romano de Occidente (475–476). Curiosamente, este último emperador llevaba el nombre del fundador y primer rey de Roma, Rómulo, y del primer emperador, Augusto.

    Era hijo del general de Atila Flavio Orestes, y fue ascendido a emperador por su padre, con el nombre de Rómulo Augusto, pero debido a su corta edad fue llamado Augústulo (pequeño Augusto). Sin embargo, el emperador de Oriente Zenón no lo reconoció como tal. La presión de los hérulos reclamando las tierras en el centro de la península Itálica provocó la caída de Rómulo cuando contaba con tan sólo 15 años de edad. En su lugar, el general de los hérulos, Odoacro, reclamó el trono de Italia (476), confinando a Rómulo en Lucullanum, el Castel dell’Ovo, en la bahía de Nápoles. Su fecha de muerte es un verdadero misterio, ya que mientras se pierde todo rastro de él hacia el año 476, existen indicios y teorías que consideran su supervivencia hasta el año 511.

    Su deposición generalmente se le considera como el fin del Imperio romano, aunque la parte oriental del Imperio sobreviviera hasta 1453. Si bien Odoacro reclamó el trono de Italia, no estaba reclamando la toga púrpura ni la dignidad imperial, ya que envió las insignias imperiales a Constantinopla. Aquello fue la justificación legítima que tuvieron los emperadores de Bizancio para la reconquista del Imperio de Occidente.

    ¿Os ha gustado? – A mi si.

    Que paseis un buen fin de año.

    DORA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: