Encuentro con autor. I ENCUENTRO CLUBES DE LECTURA DE ASTURIAS.


I Encuentro de Clubes de Lectura de Asturias.
Autor invitado: MANUEL RIVAS.

Lugar: Auditorio “José Barrera”, Casa de Cultura de Pravia.
Fecha: 19 de febrero a las 11.00 h.

COMIDA.
Restaurante El Patio de Balbona
Hora: 14.30 h.
Precio: 15 euros

TRASLADO.
Tren de FEVE, estación de Gijón, salida a 9.34 h.
Precio. 5´65 euros ida y vuelta.

IDENTIFICACIÓN.
A partir del día 8 de febrero podéis pasar por la biblioteca a recoger la tarjeta de entrada al auditorio y restaurante enseñando el resguardo de ingreso del dinero.

Anuncios

3 respuestas a Encuentro con autor. I ENCUENTRO CLUBES DE LECTURA DE ASTURIAS.

  1. mariamoliner dice:

    ¡¡¡ Viva Anna Karenina!!!! me quedo con esta frase de Manuel Rivas 🙂

  2. clubgijonsur dice:

    RESUMEN DEL ENCUENTRO. Realizado por la Biblioteca de ASturias.
    “Todo es silencio”, titula Manuel Rivas su última novela. Seguramente en el fondo o al final de todas las cosas todo es silencio. Todo es silencio… y sin embargo, en este sábado soleado en Pravia, todo fueron palabras.

    Manolo Rivas habló despacio, sonrió, elaboró un discurso salpicado de anécdotas, de humor y también de poesía, se tomó su tiempo al contestar a los lectores, no se dio prisa al firmar autógrafos (tuvo una paciencia infinita, dedicó a cada lector un dibujo, una frase…). Rivas transmitió calma y serenidad, contó historias estupendas y se mostró muy cercano. Los miembros de los Clubes de lectura de Asturias han quedado muy satisfechos con el encuentro.

    Desde el primer momento, el autor conquistó a los aficionados a la lectura que se acercaron a Pravia. También a los bibliotecarios y bibliotecarias que los acompañaron. El escritor puso de relieve la importancia del lector que es quien “tiene que completar el trabajo del escritor creando su propia novela mientras lee” y también el interés de los Clubes de lectura de los que destacó su condición de elemento de unión donde todo (personas, ideas, palabras) suman y nada se excluye, donde todo el mundo tiene cabida, y donde personas muy diferentes comparten conocimientos, experiencias, opiniones e historias.

    Rivas resaltó especialmente el papel de las bibliotecas, instituciones que según él realizan una labor callada, son “a veces una realidad sumergida”. Según el autor, en las bibliotecas hay miles de socios y es algo que nunca se dice, nunca es noticia, cuando sí que se habla, por ejemplo, del número de hinchas que acuden a los campos de fútbol. La falta de visibilidad de las bibliotecas no es óbice, sin embargo, para reconocer el interés de su labor, pues en las bibliotecas, en los talleres de lectura, lo más importante aún es la literatura, el texto, el mensaje y los contenidos.

    En este sentido el escritor aludió al futuro del libro y aún reconociendo el avance de los nuevos soportes se lamentó de que el debate sobre el libro electrónico se esté centrando “en los cacharros”, cuando lo realmente valioso es el contenido de las publicaciones. Para el autor, aquellos productos que mantengan su calidad seguirán teniendo difusión y la edición en papel no es incompatible con otros medios técnicos modernos. “Una cosa es el cacharro y otra cosa es Ana Karenina. Lo importante es Ana Karenina. Si ella desaparece, no tenemos nada que hacer. Así que ¡Viva Ana Karenina!”.

    En cuanto a su obra, Rivas se refirió a tres aspectos fundamentales: La influencia de lo local en su obra, la intención de no dominar, de no manipular y sus influencias.

    La presencia de lo local es un rasgo esencial en su narrativa. Manuel Rivas escribe en gallego, vive en Galicia y habla de Galicia, y desde esta realidad concreta y cercana trasciende a temas y emociones universales. Para Rivas “amar lo local es lo que nos permita amar lo universal” y “lo universal, como decía Manuel Torga es simplemente lo local sen paredes“.

    En cuanto a la intención de “no dominar”, el autor recalcó lo importante que es ese presupuesto especialmente para el escritor y para el periodista. Admitió que en el periodismo es complicado pues a veces es una máquina de dominio, de manipulación, pero que la literatura no puede encaminarse a guiar a nadie, por esta razón es literatura y no propaganda.

    Sobre sus influencias, Manuel Rivas señaló un buen número de narradores y obras: Juan Rulfo, Miguel Torga, Graciliano Ramos (sobre todo su obra Vidas secas), la autora india Louise Erdrich, Philip Roth, Antón Chejov y Nabokov. Entre los gallegos se refirió a Álvaro Cunqueiro, Eduardo Blanco Amor (autor de Os biosbardos, traducido al castellano como Las musarañas), y Rafael Dieste (del que destacó los libros Dos arquivos do trasno, y Felix Muriel y otras historias).

    Tanto la charla como la conversación con los lectores dio para mucho, también por ejemplo, para intercambiar algunas palabras en gallego especialmente con un lector de la zona oriental de Asturias, para hablar sobre política o sobre su costumbre de recoger toxo, una planta de hermosas flores amarillas llena de espinas que para él es un verdadero símbolo de la vida.

    Así transcurrieron casi dos horas. Palabras y más palabras y después otra vez el silencio. Silencio, pero ya para siempre “silencio amigo”.

  3. clubgijonsur dice:

    Fotos del encuentro. Milagros, Carlos, Aurora… salís en una foto muy guapos.
    Encuentro de clubes de lectura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: